Alimentación Saludable

Alimentación sana en los niños

Las frutas y verduras son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes, nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. También son ricas en fibra, agua, y tienen un bajo contenido en grasas. El aporte calórico de las frutas y verduras es prácticamente nulo, de ahí su importancia para una dieta saludable. Los nutrientes esenciales que contienen las frutas y verduras las convierten en unos alimentos indispensables; su consumo diario contribuye a una dieta saludable y por ende a mantener una buena salud física. De ahí que en la dieta que deben seguir los más pequeños sea fundamental la inclusión de frutas, verduras y hortalizas cada día por parte de los padres. Entonces, es de suma importancia que los niños coman frutas, verduras y hortalizas. Teniendo en cuenta que tanto las frutas, como las verduras y las hortalizas son especialmente ricas en vitaminas, minerales, agua, fibra y antioxidantes, nos encontramos ante alimentos saludables que ayudan al pequeño en el crecimiento y desarrollo de su organismo. Gracias a su riqueza en agua y fibra aportan saciedad, lo que unido a su bajo contenido calórico las convierte en alimentos ideales en la prevención de la obesidad infantil. Para el recreo, una manzana o un plátano son ideales, las verduras pueden aparecer en cada almuerzo. Existen muchas formas creativas de mezclar las verduras en ensaladas, purés y otras recetas igualmente nutritivas que pueden saber bien, especialmente para los niños que por lo general suelen ignorar las verduras y hortalizas.
Estos alimentos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, cáncer infantil, colesterol alto diabetes, trastornos digestivos y enfermedades neurodegenerativas.

Datos a tomar en cuenta

Según estudios realizados por la Organización Mundial para la Salud (OMS), el consumo suficiente de frutas y verduras podría salvar hasta 1,7 millones de vidas cada año. La ingesta insuficiente de frutas y verduras según la OMS es uno de los 10 factores principales de riesgo de mortalidad a escala mundial. La misma organización también calcula que la ingesta insuficiente de frutas y verduras causa en todo el mundo aproximadamente un 19% de los cánceres gastrointestinales, un 31% de las cardiopatías isquémicas y un 11% de los accidentes vasculares cerebrales.